Hay artículos que no pasan de moda y que son muy útiles a pesar de haberse escrito en temporadas pasadas. Es el caso con este. Sin embargo he modificado datos y referencias para que sea actual y más sencillo de comprender. Dicho lo anterior, aquí vamos:

Todos tenemos a ese familiar al que tratamos de evitar a toda costa en las reuniones familiares. Ese que siempre que te ve te pregunta que cuando te vas a casar, que cuando te vas a cortar el cabello, que hasta cuando te vas a dejar la barba, que si por que te pusiste un arete, que si tu tatuaje, que si ya te pones a hacer algo de “provecho” y dejas de dedicarte al fantasy football. ¡¡¿¿Por qué mejor no te vas y te ocupas de tu propia vida??!! Familiares de ese tipo hay muchísimos, por lo menos uno por familia. Pero, ¿qué nos hace querer evitarlos? Lo primero que se me viene a la mente es el hecho de que no nos aportan gran cosa a nuestras vidas, por lo tanto no hacen una diferencia y lo segundo es que siempre te dirán/preguntarán exactamente lo mismo. Bueno, pues lamento informarles pero los QBs en fantasy son como ese familiar.

No estoy diciendo que se alejen totalmente de ellos, así como a ese familiar, es imposible hacerlo. La posición de QB en fantasy se ha convertido en una posición muy profunda, existen demasiados que pueden ser útiles semana a semana (primera diferencia con el familiar nefasto, los QBs si son útiles y nos pueden alegrar un fin de semana). Sin embargo, tener al mejor o al doceavo mejor no hace mucha diferencia.

Los QBs son indispensables en fantasy, pensar en una liga sin QBs es inimaginable. El familiar nefasto también es indispensable, una familia sin un familiar de ese tipo carecería de equilibrio, sería todo demasiado bueno para ser verdad. Sin embargo tal como el familiar que nos pregunta, cuestiona o dice siempre lo mismo, así el QB en fantasy. Cada vez más la diferencia entre el QB1 (el mejor QB titular en una liga de 12 equipos) y el QB12 (el peor QB titular en una liga de 12 equipos) semana a semana y al final de la temporada es muy poca, es decir que siempre nos aporta lo mismo, y hablo de la posición, no de QBs en específico. Sería como decir que el tío Ruben es igual de enfadoso que la tía Gertrudis y pues no, hay niveles; pero en general los dos enfadan al por mayor.

La estrategia de esconderse y evitar a toda costa a la tía Gertrudis (que por cierto, le va a los Cowboys; coincidencias de la vida) en las reuniones familiares funciona bastante bien. Así mismo con los QBs, por más que Tom Brady esté ahí en la segunda ronda esperándonos, hay que evitarlo. Peor aún, elegir a Aaron Rodgers en primera ronda en fantasy, sería como irse a vivir con la tía Gertrudis y el tío Ruben durante 16 semanas.

Es por esto que considero que una de las mejores estrategias (y recalco que no es la única con la que se puede tener éxito) es esperar para seleccionar a nuestro o nuestros QBs.

Si ustedes todavía no entienden el porqué de toda esta analogía, no se preocupen. Vamos a los números, esos que yo odiaba durante toda mi etapa escolar, para después descubrir que me gustaban bastante, aplicados al fantasy football.


De las tablas anteriores podemos observar que la diferencia semanal entre el QB1 y el QB12 no ha pasado de los 7 puntos fantasy por juego y espero que esa tendencia siga para 2017.

Es claro, que teniendo una liga en la que se favorece mucho más el ataque aéreo en los últimos años, los números de los QBs han incrementado. Esto ha causado que la diferencia entre el mejor QB de fantasy no tenga una ventaja que justifique ser seleccionado en las primeras rondas porque los demás son capaces de tener una cantidad de puntos muy similar semana a semana.

¿Valió la pena en 2016 haber empleado un pick de segunda o tercera ronda en Cam Newton? Para nada, ¿verdad? Fue mejor estrategia esperar y seleccionar a Philip Rivers en la ronda 1o, a Marcus Mariota en la Ronda 11 o a Dak Prescott en la Ronda 12.

Repito y recalco, la diferencia de puntos por juego no es significativa y por eso la estrategia de esperar para seleccionar QB es tan viable. Esa diferencia de puntos a la semana la podemos cubrir y superar fácilmente si nos enfocamos en RBs, WRs y quizá TEs.

La posición es tan profunda que en 2016 muchos QBs que no quedaron dentro de los mejores 12 de la temporada lograron estar dentro de los mejores 12 en alguna semana de la temporada, algunos de ellos Alex Smith, Carson Wentz, Carson Palmer, Jimmy Garoppolo, Ryan Fitzpatrick, Blaine Gabbert, Trevor Siemian, Brian Hoyer, Joe Flacco, Case Keenum, Sam Bradford, Cody Kessler,   y por supuesto el favorito de la tía Gertrudis, Brock Osweiler.

Es tan profunda la posición que hasta QBs suplentes como Kevin Hogan, Jimmy Garoppolo, Colin Kaepernick, Matt Barkley y Matt Moore lograron quedar dentro del top 12 en al menos una semana de la temporada. ¿Bastante loco no?

¿Vale la pena esperar por un QB? Si, pero no a lo loco. No quiero que vayan a esperar a la ronda 12 o 13 y seleccionen a Joe Flacco o a Alex Smith. Toda estrategia tiene sus particularidades. En lo que se deben enfocar es en encontrar a un QB en rondas medias o últimas que ustedes crean que tiene potencial para terminar dentro del top 5 o top 10. En los últimos seis años ha habido varios ejemplos de que se puede lograr lo que les comento.

Temporada

Jugador
ADP
Seleccionado como
Ranking final
2016
Dak Prescott
12.06
QB19
QB6
2015
Carson Palmer
11.10
QB17
QB5
2014
Ben Roethlisberger
11.05
QB17
QB5
2013
Philip Rivers
14.04
QB24
QB6
2012
Robert Griffin III
8.11
QB14
QB5
2011
Cam Newton
13.10
QB24
QB3

El sistema de puntuación da igual para efectos de este análisis. La diferencia de valor en QBs en ligas que otorgan 6 puntos por TDs en vez de 4 puntos no es demasiada. Pero si su liga da puntos por acarreo entonces quizá esta estrategia y a diferencia entre QBs no sea tan pequeña; ese sistema de puntuación favorece a QBs que suelen correr como Russell Wilson, Alex Smith, Cam Newton y Tyrod Taylor.Al buscar un QB en rondas medias o últimas, debemos buscar potencial. Este año hay varios que tengo en mente como Philip Rivers (¡otra vez!), Jameis Winston y Matthew Stafford. Estos tres QBs tienen potencial para quedar dentro del top 5 o 10.

Si la estrategia de buscar potencial no resulta, no pasa nada. Se pueden ganar ligas de fantasy teniendo QBs rankeados del 7 al 12, sin problema. Ya vieron como la diferencia entre uno y otro es muy poca, así que no es el fin del mundo.

El peor de los casos sería que nuestro QB seleccionado en rondas medias o últimas nos resulte más malo que el calentamiento global, la inflación o la subida del dólar. Pero tampoco habrá de que preocuparse, a diferencia del calentamiento global que comienza a pasarnos factura o de la subida del dólar que ha encarecido todo; el hecho de no tener un QB confiable tiene solución. Existe una estrategia llamada “QB Streaming” o “QB de flujo”; esta estrategia se basa en seleccionar al mejor QB rankeado de entre los que tenemos en el roster y de los disponibles en agencia libre. Para que esta estrategia funcione es necesario que estén dispuestos a cambiar de QB cada semana de ser necesario; siempre y cuando el enfrentamiento lo amerite.

Este tipo de estrategia ha hecho que la mayoría de jugadores fantasy esperen para seleccionar por su QB, por lo que si esto sucede en su draft; quizá les convenga llevar la contraria. Si Aaron Rodgers está disponible con su pick de 4ta ronda, ¡no lo pienses y selecciónalo!

Ya con conocimiento de porque vale la pena esperar por QBs, lo único que queda es ponerlo en práctica. Sé que a muchos los dará miedo emplearla, pero piérdanle el miedo; es solo un juego. Pueden utilizarla en un o algunas de sus ligas en las que participan, no en todas y así podrán comparar resultados.

La única advertencia que les hago es que si deciden seleccionar a Brock Osweiler, aténgase a las consecuencias de convertirse en el familiar favorito de la tía Gertrudis. ¡Buena suerte!


Mauricio Gutiérrez es analista de NFL y fantasy football desde 2010 y cuenta con gran experiencia en el tema. Es miembro de la Fantasy Sports Writers Association (FSWA) y de la Pro Football Writers of America (PFWA). Ha escrito sobre Fantasy Football en periódicos como Mural del Grupo Reforma, El Informador de Guadalajara y El Mañana de Nuevo Laredo. Colabora con los sitios Máximo Avance y Vice Sports Latinoamérica. Aparece en el Directorio de Expertos de FantasyPros.

Sígueme en Twitter: @MGutierrezNFL