Oficialmente se ha terminado la Temporada 2017 de Fantasy Football y si bien es motivo de cierta tristeza, también es un gran momento para analizar y aprender de algunos detalles, situaciones o estadísticas que hubo en este gran año. Así pues, cerrada la temporada ¡no queda más que declarar inaugurada la Temporada 2018 de Fantasy Football!

Recuerden que este juego es de todo el año, estar al tanto de datos que tus rivales no sabrán te dará una ventaja. Inclusive si tus rivales llegan conocer esos datos y análisis es importante que los conozcas primero que ellos para que tengas más tiempo de procesarlos de la mejor manera.

La temporada que acaba de terminar nos dejó grandes momentos como el surgimiento de los novatos Alvin Kamara, Kareem Hunt o DeShaun Watson; el sorpresivo año de Alex Smith, Marvin Jones y Adam Thielen; el impresionante año de Todd Gurley y DeAndre Hopkins.

También para muchos fue una temporada complicada con grandes decepciones como Matt Ryan, Terrelle Pryor, Jordy Nelson, Jay Ajayi, Mike Evans, Amari Cooper, Kelvin Benjamin, Derek Carr, Marcus Mariota por mencionar algunos. Así como las terribles lesiones muchísimas estrellas de la NFL como David Johnson, Aaron Rodgers, Greg Olsen, Andrew Luck, Allen Robinson, Odell Beckham Jr.; así como de jóvenes promesas como el propio Deshaun Watson, Carson Wentz, Dalvin Cook, Chris Carson.

Como parte de la preparación hacia el 2018, es importante establecer que enseñanzas nos dejó la temporada que acaba de concluir. No hay mejor manera de hacerlo justo al terminar porque en junio o julio probablemente ya se nos haya olvidado mucho de lo sucedido en el 2017. Vamos con las lecciones que nos dejó el 2017:

 

1. NO PARTICIPAR EN UNA LIGA QUE JUEGUE LA FINAL EN SEMANA 17.

Si alguno de ustedes fue de los incautos o víctimas de algún comisionado que por desidia o porque se cree muy inteligente haya puesto la final de su liga en Semana 17, habla con el y si no te hace caso dile que hable conmigo. Es una estupidez, así con toda la extension de la palabra. ¿Qué caso tiene jugar en Semana 17? Ninguno, no hace sentido.

La Semana 17 es la más impredecible de un juego de por si ya demasiado impredecible. La mayoría de los equipos, ya sea por estar calificados a playoffs o ya eliminados, deciden dar descanso a sus mejores jugadores. En el mejor de los casos se informa que estarán inactivos, en el peor de los casos los jugadores están activos pero juegan de manera muy limitada.

Quien haya jugado su final o parte de su final en Semana 17 probablemente para ganar tuvo que haber utilizado a QBs como Deshone Kizer o David Fales, RBs como Stevan Ridley o Alfred Blue, WRs como Rashad Higgins o Chris Godwin o TEs como Nick O’Leary o Rhett Ellison. Los que defienden jugar en Semana 17 alegan que es todo un reto y que pone a prueba las habilidades de los participantes en la final. Y si, claro que lo es pero no deja de ser un reto innecesario y totalmente injusto. Si quieren seguir jugando fantasy en Semana 17, para eso está el Daily Fantasy.

 

2. LOS CAMPEONATOS FANTASY SE GANAN EN LOS WAIVERS.

Por muchos años he dicho que el draft de las ligas de fantasy es el día más importante de toda la temporada y probablemente lo siga siendo. Pero lo que es un hecho es que el draft no determina el éxito o fracaso de una temporada de fantasy, ayuda elegir buenos jugadores sin duda. Sin embargo, es casi imposible que nuestros equipos luzcan igual el día después del draft que a como lucen en Semana 14 o 16. Revisen sus propios equipos y verán que pocos jugadores que eligieron ya no estaban en su roster para esas alturas. Ya sea por lesiones, por baja de juego, mal análisis o cualquier otra razón nuestros equipos fantasy van transformándose. En un juego en el que las condiciones cambian tanto, es imperativo estar activo todo el año.

Si los campeonatos de fantasy no se ganan en el draft, se ganan vía waivers. Es un hecho que pudimos habernos desecho de todo nuestro equipo original después del draft y aún así poder haber sido altamente competitivos. Este año fue impresionante la cantidad de jugadores que estuvieron disponibles en diversas semanas y que se convirtieron en opciones viables e incluso medulares para ganar campeonatos.

No podrán negar que esta lista de jugadores que pudieron haber reclamado en waivers alcanza para armar al menos dos equipos fantasy competitivos: Alvin Kamara, Blake Bortles, Dion Lewis, Jamaal Williams, Marquise Goodwin, Jack Doyle, Jimmy Garoppolo, Alex Collins, Giovani Bernard, Nelson Agholor, Josh Gordon, Evan Engram, Eric Ebron, Josh McCown, Devin Funchess, Robby Anderson, Carson Wentz.

Tip extra. Considera proponer a tu comisionado o si tu eres comisionado, propón que los waivers sean mediante el sistema de subasta. Para que lo ubiques en la plataforma de fantasy, lo encontrarás como WAB (Waiver Acquisition Budget) o FAAB (Free Agent Acquisition Budget). Este sistema otorga la oportunidad a todos por igual de hacerse de jugadores vía waivers y no otorga beneficio o prioridad a quienes van en último lugar. Mediante este sistema todos los equipos de fantasy obtienen una misma cantidad de puntos que los utilizarás para pujar por quienes desees reclamar de waivers. El jugador se le otorga a quien haya ofrecido más puntos.

 

3. OTRO AÑO DE BONANZA PARA LOS RBs. CORREDORES HÍBRIDOS.

Tomando las estadísticas terrestres exclusivamente de entre los doce mejores RBs, el 2017 tuvo números parecidos al bajón del 2015 y lejos de la bonanza que tuvieron los corredores en 2016 (ver tabla adjunta). Sin embargo la bonanza de este año fue generada por la gran cantidad de RBs versátiles. La NFL está modificando la manera y el prototipo de RB. La utilización dual se está convirtiendo en una arma importante para los equipos.

De entre las últimas diez temporadas el 2017 ha sido la temporada en la que los doce mejores corredores de fantasy han tenido más recepciones (733), yardas recibidas (6,329) y más TDs aéreos (33). Además, los mejores siete RBs de este año (puntuación estándar) tuvieron al menos 50 recepciones: Todd Gurley (65), Le’Veon Bell (85), Kareem Hunt (53), Alvin Kamara (81), Melvin Gordon (58), Mark Ingram (58), LeSean McCoy (59).

Sólo Christian McCaffrey (80), Duke Johnson (74), Jerick McKinnon (51), Theo Riddick (53) y Tarik Cohen (53) y James White (56) fueron los únicos RBs con al menos 50 recepciones que no lograron estar en el top 12.

Además, según Mike Clay los equipos de NFL utilizaron jugada de pase en el 59.9% de jugadas totales esta temporada. Porcentaje muy bajo respecto del 61.4% del año pasado y el más bajo desde los 59.8% en 2012. Esto quiere decir que en 2017, los equipos estuvieron más dispuestos a utilizar jugadas por tierra.

 

4. EL AÑO DEL RB NOVATO.

La posición de corredor es de las más propensas a generar impacto en primer año de profesional. La adaptación y el cambio de colegial a NFL son mucho más rápidos en los corredores que en QBs, WRs o TEs. Esto lo pudimos notar de manera muy obvia esta temporada con corredores como Kareem Hunt, Dalvin Cook, Alvin Kamara, Leonard Fournette, Christian McCaffrey, Jamaal Williams y en menor medida con Aaron Jones, Joe Mixon, Tarik Cohen, Samaje Perine, entre otros.

Obviamente de toda esta camada, los dos que mayor impacto fantasy tuvieron fueron Alvin Kamara y Kareem Hunt quienes terminan como el tercero y cuarto mejor RB de la temporada (puntuación estándar) sólo detrás de Le’Veon Bell y Todd Gurley.

Los corredores novatos promediaron 6.66 puntos PPR fantasy por juego, la mejor marca sólo detrás de los 6.73 que promediaron en la temporada 1957 (estadística de Tristan H. Cockcroft).

 

5. CUIDADO CON LOS RBs.

El 2017 nos ofreció una oferta impresionante de RBs y esto no deberá cambiar para 2018. Todo lo contrario de hecho. Si tomamos los puntos 2 y 3 de las lecciones, podemos inferir que si bien habrá mucha demanda por corredores en las primeras rondas de los drafts en 2018, también la oferta será impresionante. Hasta hace algunos años, el peor temor entre los jugadores de fantasy era terminar con RBs inmersos en comité en sus equipos.

Hoy, los ataques terrestres por comité son la norma. La gran mayoría de los equipos ha mutado a utilizar comité ya sea de dos o tres corredores. Son pocos los casos en los que los equipos continúan con un verdadero caballo de batalla. Sólo Kareem Hunt, Ezekiel Elliott, Todd Gurley, Le’Veon Bell y por momentos Melvin Gordon y Leonard Fournette fueron utilizados como únicos corredores en sus sistemas ofensivos.

Según Tristan H. Cockcroft, 11 de los 15 mejores RBs la pasada temporada en puntuación PPR empezarán la temporada 2018 teniendo 26 o menos años y 6 serán menores de 24 años.

La camada de corredores que será elegible para el Draft de NFL tiene también muy buena calidad por lo que habrá aún más de donde elegir, empezando por Saquon Barkley de Penn State.

Ante tanta oferta, se volverá imperativo en 2018 estudiar aún más a fondo para poder determinar que corredores valdrán la pena y cuales será mejor dejar pasar. Me imagino no van a querer terminar con aquellos que vayan a decepcionar como lo hicieron en 2017 Jay Ajayi, DeMarco Murray, Isaiah Crowell, Jonathan Stewart, Ameer Abdullah o LeGarrette Blount.

 

 6. LA DISTANCIA ENTRE LOS WRs1 (TOP 12) Y LOS WRs2 (TOP 24) SE HA CERRADO.

    

Tomando en cuenta estadísticas de Rich Hribar de Rotoworld, el número total de recepciones y yardas de los WRs1 (top 12) y los WRs2 (top 13-24) fueron similares en 2016 y 2017. Lo que hizo que la diferencia entre un grupo y otro se redujera fueron los TDs.

En 2016, el grupo más selecto de WRs de fantasy anotó 110 TDs durante toda la temporada, mientras que en ese mismo año los WRs2 consiguieron sólo 59. Para esta temporada que acaba de terminar, el mejor grupo bajó su número de TDs a 84 mientras que los que terminaron rankeados del 13 al 24 subieron sus TDs a 88.

Lo que antes fue una diferencia en contra de 51 TDs, este año fue una diferencia a favor de 4. En las últimas 10 temporadas no se había dado que los WRs rankeados del 13 al 24 anotaran más TDs que los rankeados del 1 al 12.

¿Se repetirá esto en 2018? Difícilmente, si nos fijamos bien en los datos podemos observar que los WRs2 tuvieron una regresión en cuanto a recepciones (970 en 2016, 804 en 2017) y en yardas recibidas (12,539 en 2016 por 10,850 en 2017). Lo que si es un hecho es que los QBs están diversificando mucho más sus pases, lo que nos lleva a lo siguiente…

 

7. EL ASCENSO DEL RECEPTOR DE SLOT.

La diversificación de los pases de QBs junto al hecho de que más ofensivas están utilizando formaciones con tres o cuatro WRs han favorecido enormemente a los receptores que suelen jugar en el slot. Les comparto esta tabla que Matt Kelley compartió a través de Yahoo Fantasy Sports.

WR
Snaps en slot
Puntos Fantasy por Juego (PPR)
Ranking Final 2017
Keenan Allen
36.5%
17.6
WR 3
Adam Thielen
44.0%
16.9
WR 8
Jarvis Landry
44.4%
16.1
WR 5
Golden Tate
61.3%
14.6
WR 12
Doug Baldwin
56.2%
13.9
WR 13
Nelson Agholor
58.9%
12.5
WR 22
Cooper Kupp
60.0%
12.0
WR 25

Esta tendencia es muy probable que continúe durante 2018.

 

8. LA IMPORTANCIA DE UN TIGHT END DE ÉLITE.

Salvo unas cuantas excepciones, este año la estrategia de esperar para seleccionar un TE simplemente no resultó como en otras temporadas. La posición de TE fue una pesadilla durante todo el 2017.

La diferencia de puntos fantasy por juego entre el mejor TE de la temporada Rob Gronkowski y el doceavo mejor, Hunter Henry fue de casi el doble. El TE de los Patriots logró 11.3 puntos fantasy por juego, mientras que el TE de los Chargers generó 5.8. Este temporada, contar con Gronkowski, Kelce o Ertz fue una ventaja importante que catapultó a varios a los playoffs en sus ligas.

Ojo, no estoy indicando que la estrategia de ir por un TE en las primeras rondas en 2018 vaya a ser la estrategia a seguir. Pero al menos estaré dispuesto a considerarlo, todo dependerá del desarrollo de cada draft.

 

9. ¿PARA QUÉ APRESURARTE POR UN QB?

Esto realmente no lo aprendimos apenas en 2017, es una tendencia y estrategia que cada vez cobra más vigencia. Digamos que el 2017 nos enseñó y reafirmó que funciona y funciona bien.

Les daré algunos nombres y piensen si al principio de la temporada hubieran confiado en ellos para fantasy: Sam Bradford, Trevor Siemian, Deshone Kizer, Carson Palmer, Brian Hoyer, Josh McCown, Eli Manning, Andy Dalton, Jacoby Brissett, Kevin Hogan, Ryan Fitzpatrick, Jay Cutler, CJ Beathard, Blaine Gabbert, Blake Bortles, Joe Flacco, Brett Hundley, Mitch Trubisky, TJ Yates, Nick Foles, Brock Osweiler, Jimmy Garoppolo. Todos y cada uno de estos QBs terminaron al menos una semana entre los doce mejores QBs de fantasy. Si bien utilizar una estrategia “Streaming QB” (utilizar uno distinto cada semana dependiendo su enfrentamiento) pudiera ser demasiado arriesgada y consumidora de tiempo, es un hecho que funciona.

Pero para los menos arriesgados, la estrategia de esperar por un QB funciona. Ahí tenemos los casos de Philip Rivers, Ben Roethlisberger o Matthew Stafford quienes terminaron la temporada entre los diez mejores y los tres tenían un ADP (Posición Promedio de Draft) entre Ronda 9 y 10.

O mejor aún Carson Wentz o Alex Smith que terminaron la temporada como el cuarto y quinto respectivamente y ambos se podían conseguir en drafts entre las Rondas 12 y 14. O bien, haber tomado a Jared Goff o Deshaun Watson de waivers.

Así de profunda es la posición de QB, lo mismo sucederá en 2018. Una posición que volverá a tener sanos a Aaron Rodgers, Carson Wentz y Deshaun Watson; podríamos ver a Kirk Cousins en un nuevo equipo, al igual que a Alex Smith; seguramente las grandes actuaciones de Jimmy Garoppolo no pasarán desapercibidas y será un nombre que veremos recurrentemente en el Top 12 de rankings en 2018. Seguirán los QBs de los que no se habla mucho pero han sido consistentes año con año como Philip Rivers y Matthew Stafford, este último pudiera tener un empujón en su valor dependiendo del coach que elijan contratar los Lions.

Simplemente no vale la pena desperdiciar un pick de primeras rondas en un QB. Tom Brady no consiguió ser el mejor QB en fantasy, Aaron Rodgers se lesionó y su temporada terminó antes de tiempo, Drew Brees fue víctima de una evolución de su ofensiva y no pudo terminar siquiera en el top 5.

 

10. NO DESPERDICIAR PICKS EN DSTs.

Espero esta lección haya quedado bien aprendida después de haberles ofrecido cada semana consejos para jugar con una DSTs distinta. Las defensas en fantasy son la posición menos predecible de todas porque al ser una posición de conjunto su viabilidad depende de diversos factores y sistema de puntuación. Muchas veces las mejores defensas en la vida real no son buena opción fantasy.

La defensa de Broncos fue la que en promedio era seleccionada primero en los drafts del 2017, siendo elegida en la Ronda 9. Que desperdicio haber dejado pasar a Philip Rivers, Matthew Stafford, Adam Thielen, Cooper Kupp, etc. por elegir a una defensa que ni siquiera logró terminar dentro de las doce mejores.

Ante tanta impredecibilidad, lo mejor es analizar cada semana para elegir a la DST que sea mejor opción de entre las que hay disponibles en la agencia libre.

Espero que estas lecciones sirvan para que en 2018 seamos aún mejores jugadores de fantasy.


Mauricio Gutiérrez es analista de NFL y fantasy football desde 2010 y cuenta con gran experiencia en el tema. Es miembro de la Fantasy Sports Writers Association (FSWA) y de la Pro Football Writers of America (PFWA). Es analista aprobado por la plataforma FantasyPros y es parte de su “Expert Consensus Ranking”. Ha escrito sobre Fantasy Football en periódicos como Mural del Grupo Reforma, El Informador de Guadalajara y El Mañana de Nuevo Laredo. Ha colaborado con los sitios Máximo Avance y Vice Sports Latinoamérica. Participante en el Scott Fish Bowl (#SFB7) y en la liga “Going Deep” avalada por la FSWA.

Sígueme en Twitter: @MGutierrezNFL